Ministro Francisco Dumler estima que ello ocurrirá sobre todo los dirigidos a los segmentos socioeconómicos C y D. Remarca que los mecanismos promovidos por el Ejecutivo, están permitiendo que nichos de mercados que antes no podían acceder a un crédito hipotecario, ahora tengan la oportunidad de adquirir un inmueble.

Los precios de las viviendas, sobre todo los dirigidos a los segmentos socioeconómicos C y D, se mantendrán estables en los próximos tres a cuatros años, estimó el titular de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), Francisco Dumler. “En los próximos años, se va observar una estabilidad de los precios (de las viviendas) sobre todo los dirigidos al segmento C y D”, comentó.

Agregó que de acuerdo a estadística oficial, el año pasado el sector de vivienda tuvo un crecimiento favorable. Si bien, las viviendas dirigidas al nivel socio económico A tuvieron una ligera caída de 14% en términos de ventas, el nivel C (cuya alta concentración se ubica en Lima) tuvo una expansión de 16%, en distritos como Los Olivos, Magdalena y San Miguel.

“Es impresionante la venta de viviendas en este segmento, especialmente en el distrito de Los Olivos, lo que demuestra que hay una demanda por atender”. Ante lo cual, destacó que ahora existen precios que eran difíciles de observar en el mercado hace una década, ya que hoy la oferta va desde los S/ 57,000 hasta los S/ 260,000, que es el rango del Fondo Mivivienda.

Los que sumados a los mecanismos impulsados para promover el acceso a una casa como son el leasing inmobiliario, alquiler con opción de compra y la capitalización inmobiliaria, están permitiendo – en opinión del ministro – que nichos de mercados que no podían acceder a un crédito hipotecario por carecer de respaldo económico, ahora tengan la oportunidad de adquirir un inmueble.

“Por ejemplo, si se desea adquirir la casa de S/ 57,000 al aplicarse el bono de buen pagador del Fondo Mivienda, (el precio) baja a S/ 40,000, así a 10 años (que toma el crédito) se pagaría cuotas estimadas de S/ 380 a S/ 410 mensuales. Es decir, se les brinda la oportunidad a las persona que reciben S/ 1,500 al mes de sueldo, de comprarse una vivienda. Está posibilidad estaba excluido para mucha gente”, indicó.

Explicó que, en el caso de alquiler con opción de compra, el inquilino y el propietario de un inmueble acuerdan un plazo en la que se pagará una renta por el alquiler de la vivienda. Ese periodo le será de utilidad al arrendatario para demostrar su capacidad de pago ante una entidad financiera y acceder así a un crédito para comprar el inmueble.

“Este mecanismo crea una cultura de crédito y afianza los derechos de los arrendatarios. Establece también una situación de paridad entre ambos (inquilino y propietario)”, subrayó el ministro. En el caso del leasing inmobiliario, Dumler especificó que está ha sido diseñado para personas que cuentan con ingresos permanentes, pero no con la cuota inicial.

“Con un cuota muy baja, si la vivienda es de estreno, podría ir a vivir desde el primer día y luego de haber abonado por 20 a 25 años a la entidad financiera, tiene un valor de rescate, con la cual la adquiero. Este producto es para alguien, por ejemplo, que sale de la universidad, pero no tiene el 10% o 20% (del valor del inmueble) que solicita la inmobiliaria como inicial”, contó.

Tome en cuenta que durante el periodo del leasing inmobiliario, la entidad financiera mantendrá la propiedad del predio hasta el final del pago. En cambio, la capitalización inmobiliaria está dirigida a personas que son capaces de ahorrar y formar un fondo que le será de utilidad para la compra de una casa.

“Si pagó S/ 2,500 de alquiler, S/ 500 pueden ir a mi cuota de capitalización y al cabo de 5 años, ese fondo intangible me servirá para pagar la cuota inicial. Es como un ahorro forzado”, apuntó.

Dato

– El 50% de los promotores inmobiliarios consideran que los precios de las viviendas (en dólares) se incrementarán este año en relación al 2014, según la encuesta realizada en febrero por la Cámara de la Construcción (Capeco).

– Mientras que el 17% indicaron que no habría variación de precios y el 33% consideró que éstos se reducirán.

– El 13% de éstos creen que la bajada de precios superará el 10%.

Fuente: Gestión